¿DE DONDE NACE LA
FUNDACIÓN FALCAO?

La FUNDACIÓN nació por la preocupación de Radamel Falcao y un grupo de personas al ver el crecimiento del número de niños y familias cuyas condiciones de vida cada día son más precarias, formando parte de los cinturones de miseria de las grandes ciudades debido a la situación socio-económica del País.

NUESTRA HISTORIA

La Fundación FALCAO nació hace 7 años, en un barrio al Sur de Bogotá, por la preocupación de un grupo de personas al ver el crecimiento del número de niños y madres cabeza de familia cuyas condiciones de vida cada día son más precarias, formando parte de los cinturones de miseria de las grandes ciudades, debido a la situación socio-económica de la sociedad Colombiana.

¿NUESTRA MISIÓN?

La FUNDACION RADAMEL FALCAO, por una niñez feliz; tiene como misión apoyar los niños y sus familias víctimas de la descomposición social; mediante proyectos de atención, encaminados a transformar su nivel de vida y expectativas futuras
y de esta manera contribuir a la superación de conflictos emocionales emanados del maltrato físico, abusos, violencia intrafamiliar, entre otros.

La FUNDACION buscara cumplir sus objetivos vinculando a estos niños y sus familias a través de programas a nivel psicológico, cultural, deportivo y capacitación a los adultos en diferentes áreas, para que de esta manera puedan desempeñar un rol diferente en la sociedad, que les permita un mejor nivel de vida.

¿NUESTRA VISIÓN?

La FUNDACION RADAMEL FALCAO, por una niñez feliz; pretende lograr mediante una gestión humanitaria, honesta, basada en el respeto, la solidaridad y principios cristianos; que los niños y las familias vinculadas a la fundación, logren desarrollar un rol diferente dentro de la sociedad, como miembros capaces de contribuir al desarrollo social y económico del país, de la misma forma que lo hace cualquier persona que vive en condiciones normales de vida; y de esta manera propender por un futuro promisorio para las generaciones venideras

¿NUESTRA FILOSOFÍA?

Nuestra filosofía está basada y sustentada en principios cristianos, en el respeto y en el derecho, que tiene todo ser humano de desarrollarse en condiciones dignas, favorables y justas para formar parte de una sociedad igualmente digna, que pueda ofrecer bienestar, seguridad y oportunidades a sus miembros; de tal manera, que estos niños puedan ser forjadores de un mejor futuro para todos.